Polski        Español

Llamar 24/7 Para Consulta Gratis
212-514-5100

Demandas por Accidente de Andamio

Demandas por Accidente de Andamio

Un trabajador inmigrante, de 42 años, puso una demanda cuando sufrió lesiones en un accidente de andamio en una obra del Bronx. El andamio sobre el que trabajaba se plegó de repente. Como resultado del accidente, el trabajador se fracturó varias costillas. Además, sufrió lesiones en el cuello y en la zona lumbar y requirió tratamiento médico extensivo, incluyendo inyecciones y cirugía. No pudo reincorporarse al trabajo por lo que solicitó una Compensación Laboral a la aseguradora de su empleador.

La Compensación Laboral es un seguro que cubre las pérdidas de sueldo y los gastos médicos de los empleados cuando sufren una lesión laboral o cuando se enferman como resultado directo del desempeño de su trabajo. Un accidente de andamio es un tipo de accidente laboral cubierto por este seguro. El empleador debe pagar el coste del seguro y no puede solicitar a sus trabajadores que contribuyan a pagarlo. La aseguradora debe hacer pagos semanales al trabajador lesionado, o enfermo, para cubrir sus pérdidas de sueldo y sus gastos médicos, de acuerdo con La Junta de Compensación Obrera.

La Junta de Compensación Obrera es una agencia estatal que tramita la compensación del trabajador. En los casos de compensación del trabajador, no se establece la culpa de las partes. La culpabilidad del trabajador no afecta a su derecho a recibir las prestaciones. Sin embargo, un trabajador sí puede perder su derecho a recibir las prestaciones si se encontraba bajo la influencia de las drogas o del alcohol cuando ocurrió el accidente. Pierde su derecho a recibir las prestaciones, asimismo, en caso de infligirse a sí mismo las lesiones de forma intencionada, o si tuvo la intención de lesionar a otro trabajador.

Responsabilidad Absoluta del Demandado Bajo la Ley Laboral, Sección 240(1)

En este caso, el trabajador lesionado puso, además, una demanda contra el contratista general y el propietario de la obra, por una violación de la Ley Laboral, sección 240(1). La Ley Laboral, sección 240(1) protege a los trabajadores en casos de riesgos relacionados con la gravedad, como por ejemplo, caídas desde la altura. Protege a los trabajadores, además, de riesgos relacionados con la caída de objetos. La violación de este estatuto atribuye la responsabilidad absoluto a los propietarios y contratistas generales de la obra. En ningún caso tomará el juez en cuenta la negligencia del trabajador. Por este motivo, esta ley juega casi siempre a favor del demandante.

En este caso, el trabajador de la construcción argumentó que los demandados le permitieron trabajar en una zona de trabajo inseguro, sobre un andamio peligroso.

El tribunal permitió la solicitud del trabajador para un juicio sumario en su demanda bajo la Ley Laboral sección 240(1). El juez dictaminó que los demandados eran responsables por el accidente y las lesiones del trabajador.

Aunque el tribunal falló a favor del demandante, el caso fue a juicio para determinar la cuantía de la indemnización. Los demandados ofrecieron un acuerdo insuficiente, por lo que el caso siguió a juicio.

La Indemnización para el Demandado por su Accidente de Andamio

El demandante argumentó en el juicio que las lesiones que había sufrido en el accidente hacían imposible su vuelta al trabajo. Sus lesiones más graves eran las hernias de disco cervicales al nivel de C5-C6. También había sufrido una hernia lumbar al nivel de L5-S1. Tras resultar ineficaces varios ciclos de 5 inyecciones epidurales, se sometió a una disquectomía y una fusión lumbar L5-S1.

El trabajador lesionado relató lo difícil y doloroso que le resultaba el desempeño de sus actividades diarias y las actividades familiares. Testificó que le costaba pasar periodos largos sentado o andando. Constató que, a pesar de que la cirugía había mejorado sus lesiones lumbares, aún sufría dolores y limitaciones en sus movimientos. El demandante testificó que aunque las inyecciones, los medicamentos y la fisioterapia habían aliviado parcialmente sus síntomas, su rango de movimiento había disminuido a causa de sus lesiones, incluso a pesar de la cirugía. El trabajador lesionado constató que aún necesitaba tomar analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares para aliviar sus síntomas.

Los demandados argumentaron al jurado que las lesiones de columna del demandado no eran el resultado de su accidente de andamio. Aseguraron que sus lesiones vertebrales eran el resultado de años de trabajos duros, en plantaciones de azúcar de caña o en la construcción, durante unos 27 años en México. Además, los expertos médicos contratados por los demandados opinaban que las cirugías de columna no habían sido necesarias.

Tras deliberar largo tiempo, el jurado otorgó una indemnización de casi $3,106,714.00 al demandante. Calcularon la cuantía de $500,000 por el dolor y sufrimiento pasado y $900,000 por dolor y sufrimiento futuro.  Además, otorgaron una indemnización de $1,706,714.000 por gastos médicos futuros. Calcularon los gastos futuros por un periodo aproximado de 28 años de vida restante del trabajador.

Call Now ButtonCall Now 212-514-5100