¿Qué Daños son Compensables en una Demanda de Muerte por Negligencia?

daños recuperables en una demanda por muerte injusta

Una de las cosas dolorosas que debe considerar cuando se trata de la muerte de un familiar es «qué daños son compensables en una demanda por muerte injusta». Desafortunadamente, algunos accidentes resultan en la muerte. Cuando eso sucede, los bienes del difunto pasan a formar parte de su patrimonio, y se distribuyen de acuerdo con su testamento o de manera intestada. Las ganancias de una demanda de muerte por negligencia también se convierten en parte del patrimonio del difunto.

La respuesta a la pregunta «¿qué daños son compensables en una demanda de muerte por negligencia?» , depende de las circunstancias del difunto y su muerte. Hay dos categorías principales de daños. El primero consiste en daños sufridos por el difunto antes de morir. El segundo consiste en los daños sufridos por los herederos del fallecido después de su muerte.

Daños Compensables Previos a la Muerte

Los daños compensables previos a la muerte, en una demanda por muerte por negligencia, contienen dos categorías. La primera de estas categorías se denomina comúnmente reclamación de «supervivencia». Esta es la categoría de daños que se relaciona con el dolor y el sufrimiento, previos a la muerte, de una persona fallecida.

Las muertes por accidentes no siempre son instantáneas. Cuando ocurre un accidente, eso puede generar dolor y sufrimiento durante segundos, minutos, días, o incluso semanas antes de las victimas sucumbir a sus heridas. Obviamente, eso es algo terrible de soportar, y es compensable en un reclamo por muerte injusta. La segunda categoría de daños previos a la muerte es por costos médicos.

Daños Compensables Posteriores a la Muerte

Los daños posteriores a la muerte constituyen la segunda categoría de daños compensables, en una demanda de muerte por negligencia. Estos consisten en daños sufridos por los herederos de un difunto. El primero es el reembolso de los gastos de funeral y entierro. Esto involucra cierta cantidad de dinero que suele ser muy fácil de probar. Los otros costos son más abstractos y, a menudo, requieren expertos para probarlos. Estos incluyen la pérdida del ingreso esperado, de por vida, de una persona fallecida.

El ingreso esperado, de por vida, de una persona variará según su salario y otras ganancias al momento de su muerte, junto con su edad y el crecimiento esperado de sus ganancias. Además del cese de los ingresos, la pérdida de la herencia por fallecimiento también es recuperable. Un abogado de lesiones personales, de primer nivel, podrá ayudarlo a recuperar una compensación por sus daños.

El siguiente grupo de daños, en una demanda de muerte por negligencia, se relaciona con pérdidas no económicas por la muerte del difunto. Las pérdidas del valor de los servicios que se habrían prestado durante su vida útil son recuperables. Del mismo modo, la pérdida del cuidado, la orientación, y la atención que el difunto habría brindado es compensable. Los herederos también pueden ser compensados por la pérdida del cuidado, la orientación y la atención que el difunto habría brindado. Finalmente, el cónyuge de un difunto puede ser compensado por la pérdida de amor, compañerismo y consorcio.

Perder a un familiar nunca es fácil. Perder a un familiar en un trágico accidente puede ser aún más difícil. Afortunadamente, usted no tiene que pasar por esto solo. Hay personas que pueden ayudarlo a lidiar con la carga emocional de esta pérdida. Y hay abogados de muerte por negligencia que pueden ayudarlo a lidiar con la pérdida económica.

Si pierde a un ser querido en un trágico accidente, comuníquese hoy con un abogado de muerte injusta. Lo ayudarán a recibir los daños que son compensables en una demanda por muerte por negligencia.

REVISIÓN DE CASO
100% GRATis