Polski        Español

Llamar 24/7 Para Consulta Gratis
212-514-5100

Médico de Seguros

Médico de Seguros

Médico de Seguros pueden ayudarte si tienes lesiones. En un caso reciente de un tribunal de apelaciones, el fallo involucró temas relacionados con los requisitos que determinan una lesión grave. Así como cuándo es de aplicación un cargo de testigo no presente. En DeVito v. Feliciano, la demandante sufrió lesiones en un accidente de coche en 2006 al ser embestida por detrás por una furgoneta conducida por el acusado. La demandante alegó que sufrió lesiones graves según la Ley de Seguros §5102(d). En concreto, sostuvo que había sufrido fracturas en la nariz y en la espalda.

Tras el accidente, la demandante fue trasladada al hospital, donde recibió tratamiento y, seguidamente, el alta. No se llevaron a cabo pruebas de rayos X de la nariz o de la espalda. Según la demandante, sufrió dolor de espalda, cabeza y nariz durante las semanas que siguieron al accidente. Fue derivada a un otorrinolaringólogo, que determinó que la demandante no mostraba señales de dolor al tacto en la nariz al ser examinada una semana después del accidente. Sin embargo, un escáner realizado entonces indicó que se había producido una fractura sin desplazamiento de la nariz. Médico de Seguros si puede ayudarte.

Los Antecedentes por Médico de Seguros

Aproximadamente dos semanas después del accidente, volvió a sufrir dolor de espalda. Una prueba de resonancia magnética mostró una fractura de compresión de la vértebra T12. La demandante inicio las acciones legales un año después. Alegó que la negligencia de los acusados en relación a la conducción del vehículo causó las lesiones. Concretamente, las fracturas nasales y de la T12. Los acusados designaron cuatro especialistas para examinar a la demandante: un neurólogo, un ortopeda, un otorrinolaringólogo y un radiólogo. Médico de Seguros es muy importante.

Los informes médicos mostraron que cuatro meses antes del accidente de coche, la demandante se había caído y había sufrido una conmoción leve. También había sufrido una fractura en la muñeca. En el juicio, tanto la demandante como su hija testificaron a favor de su condición médica. La demandante declaró que se había caído un par de veces tras el accidente, pero no menciono la caída previa de octubre de 2005. Su hija, entretanto, fue interrogaba especifícame acerca de la caída de su madre en esa fecha, y negó saber nada acera del incidente.

La declaración de los expertos

Los médicos que habían estado tratando a la víctima testificaron a su favor en el juicio. Afirmaron que las lesiones, en concreto la fractura de la T12 y la fractura nasal habían sido causadas por el accidente de coche. Sin embargo, algunos médicos declararon que la demandante no tenía claro su propio historial médico, y que sus opiniones estaban basadas en información limitada. Los acusados no solicitaron la declaración de los médicos de la demandante. El abogado de la demandante solicitó un cargo por testigo no presente según la norma de Instrucción del Juez de Motivo (Pattern Jury Instructions) (PJI) 1:75. El juzgado de instrucción, dirigiéndose al abogado de la demandante, sugirió que el testimonio de los médicos de la defensa “se sumarian a las declaraciones ya realizadas por los médicos”.

El tribunal rechazó la petición de la acusación por testigo no presente, pero permitió al abogado discutir la cuestión de la suma. El abogado de la demandante pidió al jurado que castigara el hecho que los acusados no presentaran un médico testigo. El jurado emitió un veredicto a favor de los acusados, pues consideraron que el accidente de coche no fue un factor determinante en las fracturas de nariz y de la T12 de la demandante. Un abogado de lesiones personales pueden ayudarte con su case.

El Resultado de la Apelación

El tribunal de apelaciones confirmó la resolución del juez, desestimando la solicitud de la demandante al sostener que la demandante no había sido capaz de satisfacer los elementos que constituían un prerrequisito para interponer un cargo de testigo no presente.

El tribunal de apelaciones revirtió la decisión, sosteniendo que las precondiciones del caso como sigue: (1) que el conocimiento del testigo es significativo para el juicio; (2) que el testigo ha de proporcionar un testimonio no acumulativo; (3) el testigo está bajo el “control” de la parte contra la que se pretende acusar, por lo que se espera del testigo que testifique a favor de la parte; y (4) que el testigo esté disponible para la parte.

Aquí, los acusados solo arguyen que el testimonio del testigo improcedente se sumaría al de los médicos de la demandante. El tribunal de apelaciones rechazó este argumento, declarando que el testimonio de la persona solo puede considerarse acumulativo para el de otro cuando ambos testifican a favor de la misma parte. Del mismo modo, el tribunal de apelaciones revirtió la decisión de la división de apelaciones y devolvió el caso al tribunal inferior, solicitando un juicio nuevo.

Call Now ButtonCall Now 212-514-5100