Consulta Gratis 24/7 | English (212) 514-5100

Demandar a Alguien que Se Encuentra Fuera del Estado en el Juzgado Civil

Demandas en otro estado USA - Platta Law FIrm

En un caso reciente del Departamento Segundo, el juzgado tuvo que tomar una decisión con respecto a un residente neoyorkino. Éste había puesto una demanda en Nueva York a un médico de Texas. Este médico había tratado a su madre mientras ésta vivía en Florida y Texas.

La acusación sostenía que el medico había prescrito de manera indebida medicación a su madre, sin ningún tipo de monitorización, causándole dependencia y confusión. Esto estaba destrozando sus relaciones sociales, familiares y económicas, además de contribuir a una muerte temprana.

El demandante puso la demanda en Nueva York, y el medico acusado intentó que se desestimara la acción por falta de jurisdicción personal. El tribunal inferior concedió la moción del acusado y desestimó la acción por falta de jurisdicción personal. El demandante apeló.

Cuando se lleva a cabo una moción para desestimar una acción por falta de jurisdicción personal, el demandante es el encargado de establecer la base de la jurisdicción que eligió.

El demandante que interpone una demanda en Nueva York bajo la ley CPLR §302(a)(3)(ii) debe demostrar varias cosas:

  1. Que el acusado cometió un acto lesivo fuera de Nueva York
  2. La causa de la acción se generó a partir del acto;
  3. El acto lesivo causó una lesión a alguien o a una propiedad en Nueva York
  4. El acusado esperaba o tendría que haber esperado que el acto tuviera consecuencias en Nueva York
  5. El acusado percibió ingresos sustanciales de un acto comercial interestatal o internacional. Solo una vez que todos estos requisitos se cumplan, se puede evaluar si determinar jurisdicción personal satisface el proceso debido.

En este caso, el demandante no pudo establecer que el presunto acto lesivo (prescribir medicación en Texas a la madre del demandante mientras esta se encontraba en Florida y en Texas) causara una lesión en Nueva York.

Además, bajo estas circunstancias, el demandante no logró establecer que el acusado esperara o previera razonablemente que el acto tuviera consecuencias en Nueva York. Tampoco que el acusado recibiera ingresos de un acto comercial interestatal en Nueva York. Por tanto, el demandante no pudo establecer que el acusado tuviera contactos mínimos en Nueva York, por lo que la acusación fue rechazada debidamente.

En otro caso parecido del Departamento Segund, una corporación de Nueva York comenzó a vender servicios de Verizon Communications a través de agentes.

Uno de los subagentes demandó a otro, que era residente en California. El demandante sostuvo que el acusado proporcionó información confidencial a terceros, perteneciente al demandante.

El acusado no respondió, y el demandante solicitó sentencia en rebeldía, que fue concedida sin oposición. El acusado solicitó que se recusara esta orden y que se desestimara la demanda, basándose en el hecho que Nueva York no podía ejercer jurisdicción sobre él bajo la ley CPLR §302(a) porque sus negocios se llevaron a cabo en California. El tribunal inferior denegó esta moción.

Bajo el estatuto que rige la jurisdicción en Nueva York sobre individuos de otros estados, “un juzgado puede ejercer jurisdicción personal sobre cualquier … no-domiciliado que … lleve a cabo transacciones con relación a cualquier negocio dentro del estado, o lleve a cabo contratos en cualquier lugar para proveer bienes y servicios en el estado”, al margen de que el no-domiciliado haya entrado, de hecho, en el estado de Nueva York.

La prueba de la transacción en Nueva York es suficiente para invocar la jurisdicción, incluso si el demandado nunca entra en nueva York, siempre y cuando las actividades del demandado en Nueva York fueran intencionadas y hubiera relación sustancial entre la transacción y la acusación.

En este caso, el demandado arguyó ante el tribunal inferior que éste no tenía la potestad de ejercer jurisdicción bajo la ley CPLR. Existían contradicciones en el historial con respecto a si el acusado solicitó clientes en Nueva York, o si derivó comisiones de ventas a clientes.

De manera acorde, el Tribunal de Apelaciones sostuvo que existía una cuestión de hecho, y que el tribunal inferior debía llevar a cabo una audiencia para determinar el asunto de si el acusado había llevado a cabo negocios en Nueva York, antes de tomar en consideración la moción.

Recibe una Revisión de tu Caso 100% Gratuita, Ahora!

Call Now ButtonLlama Ahora 212-514-5100