¿Cuánto Paga la Compensación Laboral por Lesiones Graves?

lesiones graves y el pago de compensacion laboral

¿Cuánto paga una compañía de seguros de compensación laboral por lesiones graves? Es una pregunta compleja. Si las lesiones son graves, la Junta de Compensación Laboral puede determinar que el trabajador sufre una discapacidad total. Un reclamante que sufra una discapacidad total, permanente, recibirá pagos semanales de por vida a la tasa máxima de su caso. La Junta determina la tarifa máxima, al observar el salario semanal promedio del trabajador.

En comparación, un hallazgo de discapacidad parcial, permanente, da como resultado un límite en el tiempo en que se pagarán los beneficios semanales. Como tal, la aseguradora siempre argumentará en contra de la discapacidad total permanente, incluso si su propio médico llega a esa conclusión.

Discapacidad Total Permanente

El Panel de la Junta de Compensación Laboral se ocupó recientemente de una compañía de seguros que no quería pagar las lesiones graves de un trabajador. En ese caso, el trabajador se lesionó el cuello, la cabeza y la espalda, debido a un resbalón y una caída en el trabajo. El trabajador perdió el conocimiento debido a la caída. El accidente resultó en dolores de cabeza, problemas de memoria, mareos, ansiedad y depresión. El trabajador también tuvo una cirugía de espalda, sin éxito, para la colocación de tornillos en el nivel L5-S1 en la columna.

La aseguradora contrató a un consultor médico para que examinara al trabajador lesionado. Este perito médico, o “médico del IME”, constató que el trabajador padecía síndrome posconmocional y depresión relacionada con el accidente. El médico del IME, neurólogo, también constató que el trabajador accidentado estaba totalmente inválido. El médico opinó que el trabajador era capaz de realizar un trabajo que fuera «menos que sedentario».

Básicamente, esto significa que el trabajador ni siquiera era capaz de trabajar en un escritorio. El juez, en una audiencia, determinó que el trabajador lesionado sufría una discapacidad total y permanente, de acuerdo con el informe médico de la aseguradora. La compañía de seguros se opuso a la decisión, y apeló al Panel de la Junta de Compensación Laboral. De manera habitual, la aseguradora de compensación laboral no quería pagar las lesiones graves del trabajador, a pesar de que su propio médico encontró una discapacidad total. Esta es una situación común en la Junta.

El Intento de la Compañía de Seguros de Evitar Pagar las Lesiones Graves del Trabajador

En la apelación, la aseguradora argumentó que la opinión de su médico no es creíble, y que no debería tener que pagar por las lesiones graves. Específicamente, la aseguradora argumentó que un neurólogo no está calificado para diagnosticar depresión y ansiedad. También argumentó que las reclamaciones por esas lesiones habían pasado el tiempo límite. La compañía de seguros sostuvo además que la lesión en la espalda del trabajador no era lo suficientemente grave como para justificar una discapacidad total.

En respuesta, el trabajador lesionado argumentó que tanto el médico del IME como el médico tratante del reclamante estaban de acuerdo en el nivel de su discapacidad. Además, la depresión y la ansiedad no son lesiones directas. Eran lesiones consecuentes que no estaban prohibidas por el estatuto de limitaciones de dos años. El reclamante lesionado también argumentó que la aseguradora de compensación laboral debía pagar una compensación por las lesiones graves en la cabeza y la columna vertebral de los trabajadores.

La Decisión del Panel de la Junta Sobre Cuánto Debe Pagar la Compañía de Seguros por las Lesiones Graves del Trabajador

En la apelación, el Panel de la Junta de compensación Laboral estuvo de acuerdo con el juez y con el trabajador lesionado. El Tribunal señaló que la opinión médica del médico del IME no fue controvertida. Los médicos coincidieron en cuanto a las graves lesiones del trabajador. Además, no hubo límite de tiempo en cuanto a la depresión o la ansiedad, porque el estatuto de limitaciones de dos años no se aplica a las lesiones consecuentes.

El Panel de la Junta determinó que la aseguradora de compensación laboral sí tenía que pagar por las lesiones graves del trabajador. De hecho, la Junta de Compensación Laboral ordenó a la aseguradora que pagara por esas lesiones semanalmente por el resto de la vida del trabajador.

Este caso muestra cómo las compañías de seguros harán todo lo posible para no pagar una reclamación. Argumentarán contra los informes de sus propios médicos. Otra estrategia común utilizada por las aseguradoras en estas situaciones es plantear el fraude. En tal caso, ellas pueden argumentar que el trabajador está tratando de ocultar accidentes anteriores. O bien, pueden contratar a un investigador para que tome imágenes de video del trabajador lesionado para demostrar que no está completamente discapacitado.

Un abogado experimentado en compensación laboral sabe qué hacer en estos escenarios. Conocemos las estrategias utilizadas por las compañías de seguros, y lo que se necesita para ganar en un juicio y en una apelación. Comuníquese con nosotros para cualquier duda o inquietud con respecto a su caso.

REVISIÓN DE CASO
100% GRATis