Accidente de Electrocución

Accidente de electrocucion

Los trabajadores de la construcción se enfrentan a una serie de peligros únicos, incluido el estar involucrados en accidentes en los que se electrocutan. Estos accidentes ocurren a pesar de que existen reglas y regulaciones diseñadas para proteger a los trabajadores de los peligros eléctricos. Los desarrolladores y contratistas toman atajos para terminar los trabajos por debajo del costo, o antes de lo programado. Cuando ocurren estos accidentes, los trabajadores deben encontrar un abogado experto en accidentes de construcción.

Un accidente después de ser electrocutado

En 2013, un trabajador de la construcción sufrió un accidente al electrocutarse mientras realizaba trabajos de carpintería. El accidente ocurrió en un sitio de construcción en Nueva York. Previo al accidente, el dueño del inmueble lo arrendó a otra empresa. El arrendatario contrató a un contratista general para supervisar la construcción de una tienda en las instalaciones. El contratista general contrató a un superintendente en el lugar. El superintendente contrató a la empresa de trabajadores para realizar trabajos de carpintería en este proyecto.

El día de su accidente, el trabajador se presentó en el lugar de trabajo, y recibió instrucciones de su capataz. Se estaban realizando trabajos de demolición en las instalaciones. El capataz le dijo al trabajador que quitara un artefacto de iluminación existente de un falso techo. El falso techo estaba aproximadamente a 12 pies sobre el piso. Para llegar a la lámpara, el trabajador utilizó un andamio Baker. El andamio Baker estaba aproximadamente a 5 pies sobre el suelo y no tenía barandas en la parte delantera ni trasera. Trabajaba con un compañero de trabajo en el momento de su accidente.

Desde el andamio, el trabajador extendió la mano para quitar la lámpara. Esperaba que la electricidad estuviera cortada. Cuando se estiró para cortar los cables, se electrocutó y se cayó del andamio al suelo. El trabajador lesionado no recordaba cómo sucedió el accidente. Solo recordaba estar en el suelo y sentirse como un muñeco de trapo. El trabajador no recibió arnés, casco, ni ningún otro dispositivo de seguridad. No vio a ningún otro trabajador en el sitio utilizando tales dispositivos.

La demanda

El trabajador de la construcción lesionado presentó una demanda contra el dueño de la propiedad, el arrendatario, el contratista general, y el superintendente del lugar, (los demandados), por el accidente causado cuando fue electrocutado. En su declaración, el capataz del trabajador testificó que creía que la caída del trabajador ocurrió porque se desmayó. Vio que los ojos del trabajador se cerraban antes de caer al suelo. El capataz tampoco vio los brazos del trabajador levantarse cuando golpeó el piso. También testificó que el compañero de trabajo del trabajador le dijo que el trabajador lesionado tenía un historial previo de desmayo.

Después del descubrimiento, todas las partes pidieron al juez que decidiera la responsabilidad. El trabajador argumentó que un cable que cortó lo electrocutó. El impacto hizo que se cayera del andamio de Baker. También argumentó que se cayó porque el andamio carecía de barandillas de seguridad. También carecía de otros dispositivos de seguridad para evitar que se cayera, como un arnés de seguridad y un punto de amarre. El arrendatario negó la responsabilidad por este accidente. El juez no estuvo de acuerdo con el arrendatario. El arrendatario contrató los trabajos de construcción, y fue responsable de las lesiones en el lugar de trabajo.

Los demandados también argumentaron que el trabajador no había demostrado que el andamio estuviera defectuoso. También argumentaron que él era la única causa inmediata de su accidente, ya que estaba trabajando con una condición médica preexistente que pudo haberle provocado desmayos.

¿De quien es la culpa?

El juez rechazó los dos argumentos de los acusados. Según la ley, un trabajador solo necesita demostrar que el andamio no lo protegió de una caída. Además, los acusados no ofrecieron pruebas para respaldar su mera especulación de que la condición médica preexistente del trabajador causó su accidente.

El Tribunal estuvo de acuerdo con el trabajador en que el andamio Baker no evitó que el trabajador de la construcción lesionado se cayera. Era previsible que un trabajador pudiera ser electrocutado por un cable con corriente. El juez decidió que un andamio sin barandillas no era un dispositivo de seguridad adecuado. Además, los acusados deberían haber proporcionado otros dispositivos de seguridad como arneses y puntos de amarre. En consecuencia, el juez accedió a la solicitud del trabajador de la construcción y envió el caso a juicio con un jurado sobre la cuestión de los daños únicamente.

La electrocución en los sitios de construcción ocurre debido a condiciones de trabajo inseguras, negligencia de otros, o herramientas y maquinaria defectuosas. Además de provocar quemaduras graves, y espasmos musculares, las electrocuciones pueden provocar convulsiones y pérdida del conocimiento. Esto puede ser especialmente peligroso cuando se trabaja sobre escaleras, andamios, u otras superficies elevadas. Si usted o un ser querido se electrocuta y sufre un accidente de construcción, no dude en ponerse en contacto con los abogados experimentados de The Platta Law Firm, PLLC para una consulta gratuita.

RECIBA UNA REVISIÓN DE SU CASO 100% GRATUITA