Accidente de Colapso de Trinchera

Trench-Cave-In-Accident

Los accidentes de colapso de trincheras son increíblemente peligrosos. Como todos sabemos, algunos contratistas renuncian a sus planes de construcción originales, cuando está en juego el “cumplir el plazo”. Un nuevo plan, establecido de improviso, no siempre cumple con los requisitos de seguridad. Como resultado, esto puede exponer a los trabajadores a un riesgo significativo de accidentes de construcción.

Colapso de una Trinchera

En un accidente reciente de colapso de trinchera, un instalador de un sistema de rociadores sufrió una lesión. El hombre, de treinta años, trabajaba para un subcontratista en un proyecto de construcción residencial. Sufrió una lesión mientras excavaba una zanja en el patio trasero de la residencia. Un muro de contención de piedra, adyacente a la trinchera, se derrumbó y lesionó el tobillo y el pie izquierdos del hombre. Como resultado, sufrió una fractura de tobillo trimalleolar. El herido demandó a la empresa que supervisaba el proyecto para recuperar los daños por la lesión sufrida.

En el juicio, el jurado determinó que el supervisor acusado actuó como contratista general en el sitio. El acusado seleccionó a los subcontratistas, coordinó el trabajo, y tenía la autoridad para dirigir y supervisar a todos los trabajadores. El acusado también supervisó al herido. Además, el jurado determinó que el acusado (el contratista general) era responsable de las lesiones del trabajador de la construcción. El contratista general no construyó el muro de acuerdo con las especificaciones originales. El contratista general tampoco brindó protección y seguridad, razonables y adecuadas, al herido. Esta falla fue un factor sustancial que provocó el accidente del colapso de la trinchera.

La Sentencia del Jurado

El jurado otorgó al demandante (trabajador de la construcción) $2,640,000 por gastos médicos, dolor y sufrimiento. El contratista general no estuvo de acuerdo con el veredicto del jurado, y le pidió al juez que lo anulara. El juez rechazó la moción del contratista general. El juez explicó que el acusado había presentado originalmente un plan para que se construyera el muro de contención con mortero. En cambio, el acusado había ordenado construir una pared de pila seca. Según el testimonio del perito del demandante, la pared de la pila seca no era tan estable como la pared exigía en los planos originales aprobados.

La forma en que los trabajadores construyeron el muro lo hizo menos estable que la forma en que fue diseñado originalmente, lo que provocó que la trinchera se derrumbara por accidente. El perito del demandante declaró que, en su opinión, el muro no se habría derrumbado si la trinchera que se excavaba junto a él se hubiera construido de acuerdo con el plano original. El juez declaró claramente que el acusado estuvo involucrado en la excavación de la propiedad cerca de la pared, y no proporcionó protección y seguridad, razonables y adecuadas, al demandante. Los abogados que representaban al contratista general no se rindieron y apelaron la decisión del juez.

La apelación

Los jueces de apelación del segundo departamento (que atiende las apelaciones de los tribunales de los condados de Kings y Queens) confirmaron la decisión del juez de primera instancia. Razonaron que el jurado tenía una base racional para llegar a tal veredicto, y el Tribunal puede anular un veredicto del jurado solo en circunstancias especiales. El Tribunal de Apelación rechazó las alegaciones de los acusados de que los testigos del demandante mintieron. Los tribunales generalmente confían en los jurados para sopesar la credibilidad de los testigos. El jurado escucha a los testigos testificar, y está en la mejor posición para decidir cuestiones de hecho. Además, el Segundo Departamento sostuvo que la indemnización por gastos médicos futuros debería reducirse ligeramente ya que la suma original era especulativa. En consecuencia, el Segundo Departamento confirmó el veredicto por un monto total de $ 2,600,000.

Nuestros abogados no solo litigan celosamente, sino que también apelan con éxito casos de lesiones personales. Los casos de accidentes de construcción a menudo involucran problemas legales complejos. Necesita un bufete de abogados con la capacidad, no solo para impresionar a un jurado, sino también para convencer a las mejores mentes legales del estado en los tribunales de apelación. En The Platta Law Firm, nunca rehuimos una pelea de apelación. En 2011, nuestra firma llevó el caso, Wilinski v. 334 East 92nd Housing Development Fund Corp., hasta el tribunal más alto del estado de Nueva York, el Tribunal de Apelaciones. Nuestra apelación exitosa sentó, no solo un nuevo precedente legal, sino que amplió las protecciones para los trabajadores de la construcción en todo el estado de Nueva York. Si se ve involucrado en un accidente de colapso de trinchera, llame a nuestros abogados en The Platta Law Firm para una consulta gratuita.

RECIBA UNA REVISIÓN DE SU CASO 100% GRATUITA