Polski        Español

Llamar 24/7 Para Consulta Gratis
212-514-5100

Abogado de Tropiezo y Caída

Abogado de Tropiezo y Caída

En un accidente de tropiezo y caída, un abogado debe alegar que la condición que causó la caída era peligrosa. A veces, los acusados tratarán de decir que el defecto era “trivial”, o “abierto y evidente”. Insistirán en que el caso debe ser desestimado.

En un caso reciente de tropiezo y caída, una peatona estaba corriendo por una calle de doble sentido. El tráfico venia de ambas direcciones. Para evitar un vehículo que se acercaba, la peatona se desplazó hacia la izquierda, hacia el borde de la carretera. Al hacerlo, sufrió una lesión al tropezarse y caerse sobre el saliente de un bache en la autovía.

Unas obras que se estaban llevando a cabo crearon el defecto en la carretera. En el momento del accidente, una empresa constructora estaba llevando a cabo trabajos de excavación en la autovía. En concreto, estaba instalando tuberías de gas. La corredora lesionada demandó a la compañía constructora. Sostuvo que la empresa no había sido capaz de protegerla de la condición peligrosa de la autovía. Alegó que la condición había sido generada por los trabajos de excavación. Como respuesta, la compañía constructora arguyó que el defecto de la carretera era trivial. Alegó que el caso debía ser desestimado. El abogado de tropiezo y caída de la peatona se opuso a la solicitud de la compañía constructora. Si te lesionas cuando estas trabajando, necesitas un mejor abogado de accidente laboral para ayudarte.

¿Qué se Considera un Defecto Trivial en un Caso de Tropiezo y Caída?

En Nueva York, para determinar si el defecto de una autovía es trivial, el tribunal estudiará varias cualidades del mismo. Estos incluyen el ancho, profundidad, alzado, irregularidad y apariencia del defecto. También tendrá en cuenta el lugar, hora y circunstancias en las que tuvo lugar el accidente. Si un defecto se considere trivial o físicamente insignificante, un jurado tendrá que decidir si el defecto es peligroso.

En este caso, la compañía de construcción pidió al juez que desestimara el caso. El tribunal inferior concedió la solicitud. En consecuencia, el abogado de tropiezo y caída apeló en nombre de la peatona. El abogado defendió que la compañía constructora no había demostrado que el defecto en la carretera era trivial. El tribunal superior sostuvo que la compañía constructora no había sido capaz de demostrar que el defecto era insignificante. La empresa había capaz de demostrar que el defecto no había creado un riesgo para la peatona de sufrir lesiones. La peatona herida fue capaz de revertir la decisión que había tomado el tribunal inferior de desestimar el caso. Lo consiguió describiendo la naturaleza peligrosa del defecto que había causado sus lesiones.

Qué Debe Demostrar el Abogado de Tropiezo y Caída para Establecer que el Defecto no era Trivial

En este caso, el tribunal superior estudió fotografías del defecto de la carretera. El tribunal evaluó que demostraban que el accidente había tenido lugar mientras la compañía constructora estaba restaurando una zona excavada. Además, el tribunal se percató de las medidas del defecto. El defecto en la vía tenía unas medidas de cuatro pies de ancho y ocho pies de largo. Tenía una profundidad de una pulgada. El tribunal superior sostuvo que la compañía constructora no había demostrado que la condición creada era físicamente insignificante. Los trabajos de excavación no habían tenido un impacto incrementar el riesgo de la peatona de sufrir lesiones.

Defectos Abiertos y Evidentes

El tribunal superior rechazó el argumento de la empresa constructora en el que la peatona tenía haber correr la carretera. Las fotos mostraban marcas naranjas en el perímetro del defecto. Cuando un peatón interpone una demanda por tropiezo y caída, los acusados alegan que el riesgo era abierto y evidente. Quiere decir la persona lesionada que hace un razonable de sus sentidos tiene que consciente de la condición y evitarla.

En este caso, el tribunal estuvo de acuerdo con el abogado de tropiezo y caída. Incluso la condición en la carretera hubiera sido evidente, la compañía tenía que demostrar que no era inherentemente peligrosa. Este término significa que el dueño tiene que demostrar que la condición no necesitaba reparación que alguien pudiera herido. El tribunal encontró que la empresa de construcción no demostró que el defecto era abierto y evidente. También consideró que no demostró que no era inherentemente peligroso.

Este caso muestra lo importante que el abogado de tropiezo y caída establezca desde la condición del causante del accidente. Una persona lesionada puede que no piense en tomar fotografías justo después de sufrir el accidente. Contactar con un abogado inmediatamente después de sufrirlo es esencial. También lo es tomar fotos y medidas del defecto de la carretera antes de que éste cambie. Al investigar el escenario del accidente podremos demostrar que la condición era peligrosa. También demostraremos que tendría que haber sido reparada por la parte responsable.

Call Now ButtonCall Now 212-514-5100